App Store Google Play Twitter Facebook
959 954 701

Noticia

¿Te puedes contagiar del coronavirus en la piscina o en el gimnasio?
VARIOS
12/03/2020

El COVID-19 no se transmite por el sudor.

          Aunque la gran mayoría de españoles continúa haciendo su vida normal, ante cualquier tipo de actividad cotidiana, como ir al gimnasio a la piscina, es normal preguntarse cómo afecta el coronavirus. En este tipo de espacios existe un contacto directo entre personas y el sudor está a la orden del día. Así que, ¿hay algún riesgo?

          Los expertos explican que en los centros deportivos es fundamental desinfectar todas las superficies después de cada uso ya que han estado en contacto con las secreciones respiratorias que se desprenden mientras se hace deporte. El sudor no es una vía de transmisión, pero en un aparato de gimnasio los usuarios pueden toser o salivar. Por lo tanto, es esencial dar una pasada en la superficie con un producto desinfectante.

          Respecto a las piscinas, el agua no transmite el virus, aunque es muy importante que todas las personas extremen la higiene. Es esencial ducharse tanto antes como después del baño. Y, por supuesto, no hay que utilizar la misma toalla para secarse en el recinto de la piscina y en el vestuario.

          No se trata de crear alarma, sino de ser precavido. En las últimas horas, las actividades deportivas municipales y de los polideportivos y asociaciones de vecinos de Huelva han decidido cerrar durante los próximos 15 días, aunque no han cerrado sus instalaciones, por lo que, desde el Club Deportivo Natación Huelva, seguiremos las clases con total normalidad, hasta nuevo aviso.

          Hasta el momento, la gran mayoría de gimnasios privados y clubes deportivos continúan abiertos, aunque a la espera de si el Gobierno toma algún tipo de decisión.

          En definitiva, del mismo modo que en casa o en el lugar de trabajo, lo más importante para evitar contagiarse del coronavirus es tomar las medidas de higiene recomendadas por la OMS: lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, y mantener en la medida de lo posible una distancia de un metro con el resto de personas.

« Volver